Los fibroblastos autólogos y la creciente tendencia de la medicina regenerativa

Los fibroblastos autólogos y la creciente tendencia de la medicina regenerativa


FCells Team

1jun. 18, 2024

La innovación médica ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas, y la terapia celular es uno de los campos más prometedores y revolucionarios de la medicina regenerativa, que se centra en la capacidad del cuerpo para curarse y repararse a sí mismo.

A través de técnicas como la bioestimulación y la reinserción de fibroblastos autólogos, la terapia celular ofrece soluciones cada vez más eficientes para tratar enfermedades y afecciones que anteriormente se consideraban incurables o difíciles de manejar, y también tiene importantes aplicaciones en el campo estético.

Medicina regenerativa, bioestimulación y terapia celular

La medicina regenerativa busca restaurar la función y la estructura de tejidos u órganos dañados o enfermos. En lugar de depender únicamente de tratamientos que alivien los síntomas, la medicina regenerativa tiene como objetivo curar la causa subyacente del problema, sustituyendo los componentes dañados por componentes sanos.

La terapia celular es una de las ramas más recientes dentro de la medicina regenerativa. Se trata de una serie de tecnologías terapéutica que aprovechan el potencial reconstructivo de las células autólogas (provenientes del propio paciente) o alogénicas (provenientes de un donante).

Las células madre, por ejemplo, tienen la capacidad de convertirse en diferentes tipos de tejidos y se utilizan en una gran variedad de tratamientos. Una de sus aplicaciones más conocidas es el trasplante de células madre para tratar enfermedades como la leucemia. Sin embargo, hay muchas otras aplicaciones, como el uso de fibroblastos en tratamientos dermatológicos y estéticos.

Cuando hablamos de medicina regenerativa también es importante hablar de bioestimulación, una técnica que utiliza sustancias biológicas o factores de crecimiento para estimular la regeneración celular y tisular. Igual que con la terapia celular, estos factores pueden ser producidos por el propio cuerpo o derivados de fuentes externas. La bioestimulación es especialmente útil en la dermatología y medicina estética, donde se utiliza para rejuvenecer la piel, mejorar la cicatrización de heridas y tratar afecciones como la alopecia.

En resumen, la combinación de medicina regenerativa, bioestimulación y terapia celular representa una nueva era en la atención médica. Estas técnicas ofrecen soluciones más efectivas y duraderas que realmente mejoran la calidad de vida de los pacientes y reducen la necesidad de tratamientos invasivos o de larga duración.

El papel clave de los fibroblastos autólogos en los procesos regenerativos

Anteriormente, se creía que los fibroblastos eran células simples que servía principalmente como soporte basal para otras células. No obstante, esta percepción ha cambiado drásticamente, y ahora sabemos que los fibroblastos son células con una estructura y funciones muy complejas y que son clave en la regeneración de los tejidos.

El fibroblasto es una célula versátil que interviene en procesos tanto de los tejidos como del sistema inmunológico. Al estudiarlos en cultivo, se ha descubierto que no son uniformes, sino que varían en forma y función según su ubicación. Entre sus principales roles está la creación de fibras de tejido conectivo, como el colágeno y la elastina. Además, los fibroblastos tienen otras funciones vitales, como:

  • Generar y mantener la sustancia base donde se incrustan sus fibras.

  • Sintetizar y fagocitar colágeno y componentes de la matriz extracelular durante la reestructuración del tejido conectivo.

  • Neovascularización y linfangiogénesis, dos procesos importantes para el mantenimiento de la homeostasis normal de la piel y la cicatrización de heridas.

Una vez que se extraen y se diferencian, los fibroblastos pueden multiplicarse con técnicas de cultivo especiales en un laboratorio. Cuando provienen de tejido embrionario, pueden dividirse alrededor de cincuenta veces antes de llegar a un estado de senescencia y eventualmente morir. Sin embargo, este número disminuye a unas veinte veces en fibroblastos de tejido adulto. Por lo mismo, ahora sabemos que con la edad los fibroblastos van perdiendo potencia, y por ende decaen todas las funciones de las que son responsables, incluyendo la regeneración dérmica.

Papel de los fibroblastos autólogos en la medicina estética y dermatológica

Los fibroblastos se han utilizado en múltiples aplicaciones de ingeniería tisular regenerativa, con una gran variedad de casos clínicos exitosos, incluyendo el tratamiento de quemaduras, úlceras venosas crónicas, cicatrización y también para combatir el envejecimiento dérmico intrínseco y extrínseco.

Estas células se extraen de biopsias cutáneas mediante degradación enzimática o cultivo de explantes. Los fibroblastos utilizados en la medicina regenerativa pueden ser alogénicos o autólogos, es decir, que provienen del mismo cuerpo del espécimen o paciente al que van a reintroducirse. Aunque los fibroblastos autólogos tienen un proceso de cultivo más demorado, no presentan riesgos de rechazo o infección cruzada, y en general han demostrado ser superiores a los fibroblastos alogénicos, pues ofrecen correcciones más duraderas y evitan reacciones adversas.

Especialmente en el ámbito de la medicina estética y dermatológica, la terapia celular con fibroblastos puede ayudar a rejuvenecer la piel al promover la producción de colágeno y elastina, dos proteínas esenciales para mantenerla firme y elástica. Esto puede reducir la apariencia de arrugas y líneas finas. Los fibroblastos también pueden ayudar en la reparación y regeneración de tejidos dérmicos para tratar cicatrices, marcas de acné y otras imperfecciones de la piel.

Los estudios recientes sugieren aplicaciones aún más amplias de los fibroblastos, incluyendo la regeneración de tejidos no cutáneos o la reparación de tendones. La aplicación clínica de fibroblastos dérmicos autólogos está aprobada por Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Dado que la terapia celular puede adaptarse al individuo, es posible desarrollar tratamientos personalizados basados en las necesidades específicas de la piel de cada paciente. Con su capacidad para regenerar y reparar tejidos, tiene el potencial de transformar la forma en que abordamos el cuidado de la piel y la estética.

¿Por qué incorporar en tu práctica el tratamiento con fibroblastos autólogos de Fcells?

Los fibroblastos autólogos ya están ganando terreno frente a otros rellenos tradicionalmente usados en la medicina estética, como el colágeno bovino, el colágeno humano y materiales sintéticos como la silicona.

La ventaja de inyectar un relleno autólogo vivo y dinámico es evidente, pues no solo conduce a una corrección sostenida a largo plazo, también eliminan el problema de la hipersensibilidad y las reacciones granulomatosas dérmicas asociadas a cuerpos extraños.

Sin embargo, el cultivo de fibroblastos autólogos es un proceso riguroso que requiere tecnología de punta (como la criopreservación), así como el seguimiento de buenas prácticas para garantizar la asepsia, calidad y la seguridad. Al mismo tiempo, para que se trate de un tratamiento estético viable es necesario minimizar costos y maximizar la conveniencia para el paciente.

En F-Cells somos pioneros en el tratamiento con fibroblastos en México y somos tu mejor opción para integrar esta innovadora opción como parte de la propuesta de valor en tu clínica. Nosotros te capacitamos para que puedas llevar a cabo todo el proceso de manera exitosa:

1.- Extracción de una pequeña muestra de piel del paciente. 2.- Toma de una muestra de sangre para el cultivo de células. 3.- Envío de la muestra al laboratorio de F-Cells® para su procesamiento y multiplicación de durante 6-8 semanas. 4.- Reinserción de los fibroblastos autólogos en las áreas afectadas de la piel del paciente.

Beneficios de formar parte de Fcells:

  • Ofrece a tus pacientes un tratamiento 100% natural y sin riesgo de rechazo.

  • Resultados con una durabilidad de hasta cuatro años en promedio.

  • Mejoras graduales y sostenibles en el tiempo.

  • Mínimamente invasivo.

  • Conserva la naturalidad en la expresión facial.

Al elegir F-Cells® y su innovador tratamiento, tus pacientes pueden obtener resultados duraderos y naturales, mejorando significativamente la salud y apariencia de su piel, así como su autoestima. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Contenido relacionado: Bioestimulación en medicina estética


Image 1

Última card

TEST
Image 1

Uso de cubrebocas por seguridad

Más información
Image 1

Conoce nuestros laboratorios

Visita guiada
Image 1

Más sobre Fcells®

Google
Image 1

Conoce más sobre las células mesenquimales

Células
Image 1

Conoce más sobre Fcells

Ver más
Image 1

Conoce más sobre Fcells®

Fcells
Image 1

Fcells conoce más sobre los #fibroblasto

Instagram
Prueba de facebook red
...
...